La Fundación

La Fundación Tutelar de Daño Cerebral de Castilla-La Mancha (FUNDACE CLM) se constituyó ante notario con fecha de 30 de enero de 2007, con el objetivo prioritario de ejercer las tutelas, curatelas y otras figuras de guarda de personas que presenten daño cerebral sobrevenido o enfermedades neurológicas degenerativas, excluyendo Alzheimer y demencia senil.

Misión

La Misión de FUNDACE CLM es ejercer los cargos tutelares de personas con capacidad de obrar modificada y encomendados por los diferentes Juzgados, a través de la Comisión de Tutela de Castilla-La Mancha.

Una labor que se desarrolla a través de un modelo de atención integral centrado en la persona con DCS y sus familias, siguiendo los principios establecidos en la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por España en el año 2008.

Visión

FUNDACE CLM busca ser una entidad de referencia en el ejercicio de los cargos tutelares de las personas con daño cerebral sobrevenido, así como en la atención a sus necesidades y defensa de sus derechos, mediante la prestación de los apoyos necesarios.

Para ello, se articula como una organización fuerte, profesional, especializada, innovadora y orientada a la excelencia a través de la mejora continua, con una metodología que pone a la persona en el centro de la organización.

Valores

  1. Solidaridad. Con las personas afectadas de DCS y sus familias, prestándoles apoyo y defendiendo sus intereses.
  2. Compromiso. Para alcanzar los objetivos planteados respecto a las personas con capacidad de obrar modificada y garantizar la autonomía de su voluntad y el respeto a su dignidad.
  3. Sensbilidad. Ante todo lo que afecta al desarrollo personal, social y familiar de las personas con capacidad de obrar modificada.
  4. Transparencia. En todas las gestiones llevadas a cabo por la entidad.
  5. Participación. Tenemos las puertas abiertas a la participación de la sociedad en general.
  6. Implicación. De todo el equipo profesional y directivo.
  7. Orientación a personas con DCS y sus familias. Nuestro trabajo siempre se encamina a la mejora de su calidad de vida.
  8. Profesionalidad. Para gestionar el aspecto personal y patrimonial de las personas afectadas de una manera eficiente.